celta

celta

  • El cilíndrico tronco del tilo llega al taller cortado en angulosos tablones.

    Reconstruiremos su circular origen para mostrar cómo podemos adaptar un dibujo lineal de círculos entrelazados de forma que enroscados en el artificial tronco formen una cinta celta sin fin.

    Una idea casi barroca, apropiada para ser acompañada por el ocho sonoro de la guitarra.

    Desvelado el arcano secreto no hallaremos obstáculo para dotar a nuestras tallas. de simétrica geometría tan propia de la naturaleza.

    /

  •  La trenza celta cubre totalmente la superficie de un cilindro de madera, de unos 25 mm de diámetro, obtenida de un retal cúbico de tilo. Ha sido tallada con el cuchillo C2 de Pfeil para obtener un llavero.

    Dominar su dibujo y un par de secretos, hacen posible adaptarla a cualquier tamaño.

    Lo que vimos sobre el papel queremos llevarlo, paso a paso,  en un vídeo corto, a la superficie circular de un cilindro torneado de madera de tilo, de diámetro superior a 100 mm

    ¿Cómo dividir la superficie, buscar los centros y unir los círculos mayores y menores hasta completar la ininterrumpida trenza celta?. 

     

  • No es infrecuente que un determinado motivo geométrico, que posteriormente vamos a tallar, deba encajarse en una superficie concreta que impone sus dimensiones.

    En nuestro caso, el nudo celta puede prolongarse indefinidamente añadiendo eslabones.

    En este video corto mostramos la secuencia de pasos que facilitan su dibujo

    ¿Cómo harías para dibujar este patrón cerrando un cilindro como el de la imagen?

    La trenza ha de unirse por sus extremos con la exactitud suficiente para obtener una cenefa ininterrumpida y conectada por los extremos, cualidades definitorias de un buen diseño celta.

    Ese será motivo de otro vídeo corto de Tallamadera

     

     

  • La trenza celta puede utilizarse como marco para un portavelas tallado en madera.

    Resumido en algo más de cinco minutos, te mostramos una forma simple de lograrlo. Saber qué puntos hay que unir y trabajar por tramos que se repiten facilita extraer el patrón celta que se esconde en una madeja de líneas.  

     

  • Sobre un banco plegable, una tabla de tilo con un dibujo a lápiz de una trenza celta.

    Lentamente surge la forma con la inestimable ayuda de unas pocas gubias muy bien afiladas.

     

    Pueblos muy diversos en general guerreros, vivían en castros amurallados durante la Edad del Hierro. Poco tenían en común salvo la lengua celta y que aunque instalados en Cetroeuropa provenían del Este. (Anatolia, Mar Negro).

       La imagen romántica, e incluso la "celtomanía", que hoy encontramos proviene de la lectura de textos griegos, que destacan su independencia, heroísmo y arrogancia, denominándolos "Keltoi" , "gente oculta", así como del orgullo de franceses e ingleses por sus respectivas raíces celtas, galos de la Galia y goidelos de Irlanda.

     En primera línea de batalla se situaban altos y rubios guerreros adornados con collares y pulseras de  oro, que infundían ansia por el botín, pero también terror. 

     Sucumbían por su desnudez, a pesar de su imponente fuerza, bajo la lluvia de flechas romanas.

    El gálata, (pueblo galo que emigró a sus orígenes en Asia menor) suicidándose mientras  mira al enemigo tras matar a su mujer.

    Copia romana en mármol de 2,11 m de altura de una estatua griega en bronce de 230 a 220 a.c

    Museo Nacional de Roma, Palazzo Altemps

    El gálata moribundo formó parte del mismo conjunto escultórico. Conmemoraba la victoria  sobre los gálatas en la colonia griega de Pérgamo (Turquía).  De igual fecha se atribuye al escultor griego Epígonas.

    Se encuentra en los Museos Capitolinos de Roma. La figura desnuda sólo muestra una trenza en el cuello.