Tallistas - Escultores

En clave de Escultura

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
1467_nikolaus_meditati


Hoy quiero plantear un tema complicado aprovechándome de vuestra paciente compañía.

Es parte de nuestra condición humana el conmovernos ante una obra de arte.
Muchos pensadores han dedicado muchas páginas para encontar la causa. La búsqueda de notoriedad suficiente, para lograr la inmortalidad, es una vieja aspiración humana.
El cuerpo humano en la escultura tiene y tendrá mucho que decir.
Asombro, sugestión colectiva,... ¿Qué factores determinan nuestro impacto emocional ante una obra de arte?


Vi recientemente, en el Museo Episcopal de Vic, un grupo de vírgenes románicas y góticas. Algunas tan toscas de expresión y con un colorido tan vívido, gracias a su excelente restauración, que se hace difícil entender la devoción que podían generar estos muñecos de palo de 1000 años de antigüedad.

Confinadas en sus iglesias cada una cumplía su papel. Ahora una junto a otra es difícil no destacar una sobre las demás. No por su naturalismo. El románico huye de la realidad para contar un mensaje como haría, en la actualidad, un simple comic.
2011-06-04

Algún acierto difícil de descubrir, alguna fibra de nuestra percepción cerebral se activa y hace más fácil el entendimiento.
Lo sorprendente es que la reacción es similar independientemente de la cabeza que lo contemple.
Los filósofos en sus razonamientos llegan a un concepto abstracto: la belleza.



Unos basan la belleza en las proporciones propias de la naturaleza, en la capacidad de armonizar con sus enigmáticas leyes.

Durante siglos las esculturas que representan,de forma realista, a un ser humano, ejercen poderosa fascinación, en todas las culturas, por su presencia tridimensional. Las leyendas redundan en la idea de que puedan cobrar vida.

En una ocasión presencié la respuesta anímica de un turista que se vio sorprendido de repente por un cadáver de madera que yacía en una sala, premeditadamente oscura, en la Exposición de lo “Sagrado hecho real”. El susto fue tan real como el hecho de ser una magnifica talla de un cristo yacente de Gregorio Fernández. yacentegregoriofernandez
Por el contrario, cientos de turistas en exposiciones como “Bodies” no sentían ninguna prevención en admirar con frialdad pasmosa, cuerpos humanos reales, momificados utilizando inyecciones de látex en el torrente sanguíneo y músculos de muertos hospitalarios nunca reclamados.
bodies_420
Cada cual que encuentre sus razones. Existen numeroso libros sobre filosofía del arte en los que seguir explorando. En este sentido es interesante la visión divulgativa de “El Cuerpo en la Escultura” de Tom Flynn, Editorial Akal. ISBN 84-460-1154-9. Una visión histórica con análisis de la evolución de las técnicas es recogida en el libro de Rudolf Wittkower editado por Alianza Forma, " La escultura: procesos y principios". ISBN: 978-84-206-7008-9.
Platón, Aristóteles, Plotino, Hipias Mayor, Kant, Hegel, Höldering, Schelling, Kierkegaard, Schopenhauer, Wagner, Schiller, Wittgenstein, Gadamer, Marcuse, hablan sobre la filosofía de la Belleza en el Curso Básico de Filosofía Estética de Raúl Gabás Pallás. Textos Universitarios, Universidad de Cantabria.ISBN 978-84-8102-477-7

El resorte interno que es capaz de pulsar el genio en cada uno de los miles de observadores de su obra inmortal, tal vez esté algún día al alcance de alguna mente preclara.

La escultura que muestro en la portada y a continuación, es uno de esos hallazgos que destacan sobre lo que resulta cotidiano. Se cree que es un autorretrato.

Sin más datos resulta imposible conocer si es una obra moderna o es simplemente un precursor del famoso pensador de Rodin.

Sólo podemos asegurar que tiene un realismo llamativo.
Dejando volar la imaginación y con un poco más de sugestión, por mi parte, podéis llegar a creer que es el vaciado de un ser real, o una broma en la que alguien se ha cubierto de arcilla.

Sorpresa, sugestión, son las primeras claves que utiliza el artista para llamar nuestra atención.
La he elegido porque sé que hasta un experto en Arte tendría problemas para definir qué edad puede tener esta figura.

El ropaje tiene un aire medieval, pero los pocos elementos y los pliegues tan marcados nos hacen dudar de si pueda ser una obra barroca,  -del XVII-XVIII-.
El manierismo apareció en las últimas obras griegas y resurgió en el renacimiento. ¿Creéis que pueda ser una obra griega?. Hablaríamos de los siglos I aC a I dC es decir de hace más de 2000 años.
Quiero haceros pensar sobre la importancia excesiva que se da al montante de siglos que acumula una obra.
nicolaus_von_leyden_self-portrait2
¿Creéis que importa a quién representa? ¿Importa si era un cortesano o un mendigo en el reinado de algún tirano europeo o de alguna adelantada civilización ultramarina?

No voy a revelaros nada más de momento.

Volveremos sobre ella.



Os dejo con el regalo de su reducida y enigmática presencia.










He aquí otra de las pocas conocidas de el autor. Muy diferente y en madera.

para_pedro




















Música Tallamadera

Haz tu donativo y contribuye a que podamos disfrutar de la música mientras tallamos en el taller

Últimas Imágenes

Lo + visto

- publicidad -