Bienvenid@s, disfruta de tu estancia

Paso a paso talla en madera de tilo: FLORES (Parte III)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Quitar madera alrededor del motivo en los espacios abiertos es fácil con las gubias curvadas del 7. En los rincones y sitios estrechos he tenido que usar las de codillo pequeñas.
El botón central de la flor lo he hecho con una gubia recta del nº 3
Los bordes de las hojas y de los pétalos todavía son planos perpendiculares al fondo
Aunque aún queda algo de fondo por quitar,  la profundidad de la talla ya está bien definida. También las formas de casi todos los pétalos, los botones centrales de las flores, las ramas y las hojas.
Para dar la forma redondeada de las ramas he empleado una gubia de contracodillo del nº 7. Estas gubias pueden parecer al principio de difícil manejo pero el resultado de su trabajo es muy satisfactorio.
   
Limpiar el trabajo de virutas y apartarse lo sufuciente para tener una visión de conjunto permite descansar un poco la espalda y ayuda a decidir por donde continuar la faena, ver posibles modificaciones o fallos, rectificar o modificar algún volumen...
Los nervios de las hojas los he solucionado con una pequeña gubia en V del nº 12 depués de ahuecar un poco el interior con una gubia curvada del nº 7. También he tallado bajo ellas para separarlas del fondo. Aquí he empleado gubias pequeñas tipo flor (cola de pescado).Las gubias tipo flor son ideales para zonas de difícil acceso ya que la hoja de acero en la parte cortante es más ancha que el resto, además de contar con una hoja de acero más delgada.
La sombra de la hoja de la parte superior, a la izquierda de la rama, y las de las flores de la parte izquierda del trabajo indican que ya se ha trabajado por debajo para dar la sensación de que no tocan al fondo.
En la naturaleza, las ramas y las flores no están "pegadas" a ningún fondo. Tallando por debajo de las formas pretendemos dar esa misma ilusión, engañando un poco al ojo que contempla la obra a distancia.
La decoración de los pétalos la he hecho con una pequeña gubia de mango de pera del nº 11 (de cañón) de 2 mm.
Poco a poco se van perfeccionando las formas y los volúmenes, acabando rincones difíciles, puliendo zonas de marcas de gubias no deseadas y hasta se hace una prueba de cómo y dónde irá la firma del autor.
Y ya cayendo el luminoso sol de junio nos permitimos un pequeño descanso para contemplar con satisfacción esta pequeña obra que no sé si tendrá mucho arte pero que al autor le pone la autoestima por las nubes porque con su esfuerzo cree estar haciendo algo bello y se siente realizado por ello.

 

Música Tallamadera

Haz tu donativo y contribuye a que podamos disfrutar de la música mientras tallamos en el taller

Últimas Imágenes

Lo + visto