Tallistas - Escultores

El reconocimiento de un arte campesino: tradición alpina

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La madre tierra otorga carácter a sus hijos.  Las montañas de los Alpes forzaron a sus habitantes a largos períodos de aislamiento. La caída de nieve en invierno ahogó los estrechos pasos de montaña y en verano la fertilidad de las tierras altas condujo a los aldeanos a la soledad de los pastos de montaña. Durante siglos, el pueblo pasó estos largos períodos de inactividad y aislamiento tallando madera. Decoraron sus utensilios, herramientas, muebles, etc., con una técnica sencilla, directa conocida hoy como chip carving (Kerbschnitzen). Era un arte campesino, un rasgo compartido por todos los pueblos alpinos. Rescatada por los yanquis hoy retorna a Europa como algo nuevo.

Las montañas escarpadas, profundos lagos y frondosos bosques animaron a agricultores y artesanos a expresar, de diversas formas, la belleza que les rodeaba. La gran oferta de madera adecuada y las, largas y oscuras, noches del invierno proporcionaron los elementos necesarios para una artesanía popular.

Después de la Guerra Napoleónica (1799-1815), llegó un período de prosperidad. Salarios atractivos atrajeron a muchas personas que habían participado en el pastoreo alpino a las fábricas de reciente formación. Aparecieron industrias caseras dedicadas a la talla en madera.

No fue sino hasta el siglo XIX que este arte empezó a convertirse en una fuente de ingresos para la población local.

El inicio de este proceso está asociado a un nombre, el maestro tornero Christian Fischer (1790 -1848), quien con gran visión comercial comenzó a vender copas talladas y otros artículos de uso diario como hueveras, cajas de agujas, servilleteros y diversos artículos similares.

Muy pronto, empezó a instruir y emplear a otras personas en su oficio, lo que marcó el advenimiento de la industria de la talla en madera de Brienz.

En 1816, empezó a tallar figuras y animales. Su creciente gama de productos se vendieron bien, sobre todo a los turistas británicos. Con el crecimiento del turismo, aumentaron las ventas.

Christian Fischer animó a los jóvenes a convertirse en talladores de madera y les enseñó las técnicas en su taller.

Otras personas aprendieron la profesión, y después de las ferias internacionales de 1851 y 1859 en Londres, las tallas de madera dieron a Brienz fama mundial.

En 1862, una escuela de modelado y dibujo se estableció en Brienz, y hoy en día esta institución, la Escuela de Talla en madera Cantonal, es la única de su tipo en Suiza que enseña a tallar en cursos de cuatro años.

La ayuda de la Escuela de Brienz, así como los esfuerzos decididos de muchos artistas famosos y otros, hoy olvidados  permitió superar dos guerras mundiales y todos los periodos intermedios de crisis. Hoy en día, muchos artesanos jóvenes y mayores mantienen la artesanía tradicional suiza de la talla en madera. No hubiera sido posible sin la voluntad del pueblo, de algunas personalidades y de la gestión cantonal.

Como figuras destacadas hay que mencionar a Johann Huggler (1834 - 1912), que era conocido como el "Rey de los talladores" de Brienz. Las pocas estatuas y grupos que sobreviven hoy en día rinden homenaje a la maestría con que esculpió animales y figuras humanas.

Reconoció el talento de su hijo Hans Huggler (1877 - 1947), a quien le proporcionó la mejor educación disponible en el momento (la de la Academia de Arte de Múnich). Hans Huggler volvió a Brienz para convertirse en un maestro en la Escuela de Talla en madera, pero la enseñanza en solitario limitaba demasiado el carácter innovador de este artista y muy pronto su taller se convirtió en una empresa líder en la industria.

Con buen ojo para las proporciones y la correcta anatomía y un buen sentido del humor, Hans Huggler, inició en 1915 el diseño de esculturas muy innovadores, tipos populares y figuras de animales de gran expresividad. Estas tallas son conocidas fuera de las fronteras como las "figuras de pesebre navideño de Brienz". En la actualidad están disponibles en 16 diferentes tamaños (desde 12 a 63 cm de altura) y 26 interpretaciones artísticas diferentes.

Huggler Wyss AG es aún en la actualidad una empresa comercializadora de talla tradicional. Tiene casi 200 años de historia. Todo comenzó con un agricultor, cazador, tornero y escultor de madera , padre de Johan Huggler, llamado Kaspar Huggler (1806-1846).

La página web de la empresa muestra tallas de animales, mascotas, vida salvaje, (osos, ardillas,…),  tallas en troncos completos, figuras de belén, natividades, diseños modernos, relieves, antigüedades, figuras humanas (tradicionales, deportes…) principalmente en madera de tilo. 

Desde el 1 de mayo de 2011 Markus Flück  es el nuevo Director Gerente sustituyendo a Rudolf Thoman (propietario de Huggler AG) tras 24 años de gestión que aunque jubilado permanece en la Presidencia.

Formado en la Holzbildhauer Brienz (en la Escuela de Talla en Madera de Brienz) y después de trabajar desde 1997 en la Huggler Holzbildhauerei AG, como escultor de figuras humanas y animales, estudió la especialidad de fotografía en la Universidad de Artes de Filadelfia. 

Otros artistas que trabajan en la empresa son Egger Ernst desde 1987 (carpintero), Hanspeter Stähli  desde 1972 (figura humana), Walter Zeier desde 1990 (figuras animales), Menk Schild  desde 1992  (figuras humanas y ornamentos), Ruth Fischer, desde 1996 (figura humana y animales),  Christian Wyss, desde 1996 (figuras humanas), Vreni Egger desde 2001 (pintora), Nathanael Hunziker desde 2009 (educación) 

Huggler Holzbildhauerei AG y otras tiendas tradicionales de Brienz compran los trabajos que realizan en clase los alumnos de la Escuela de Brienz. Con el sueldo que consiguen adquieren sus equipos de gubias Pfeil y terminan su formación con más de 300.

La familia Fuchs lleva cuatro generaciones dedicadas a la talla en madera. Han trabajado en la Huggler y se han formado en  la escuela de Brienz. En la actualidad imparten clases a grupos de 8 a 9 alumnos en la Escuela de Cursos de Talla Fuchs en Hofstetten , a escasos 5 Kms de Brienz. Utilizan tilo y gubias Pfeil.

 Fritz Fuchs-Stähli, nacido en 1943, fue uno de los mejores talladores especializado en figuras humanas.

 

La Escuela Cantonal de Escultura en Madera, es la única de este tipo en Suiza. Fue fundada en 1884 y ha sido dirigida por el cantón de Berna desde 1928.


En 1900, había 650 talladores activos en Brienz y sus alrededores. Veinticuatro alumnos asisten a la escuela hoy en día.

La escuela es la columna vertebral de la escultura de madera en Suiza y ofrece un curso completo que abarca tanto la formación básica como la formación avanzada que conduce a un Master.

Por otra parte la escuela suiza de fabricación de violines en Brienz (Geigenbauschule Brienz) fue establecido en 1944 y es la única escuela en Suiza especializada en la fabricación de estos instrumentos.

 

Langhental perteneciente al cantón suizo de Berna es una población de 15.000 habitantes situada sobre la llana e industrializada meseta suiza a 481m de altitud. Bien comunicada se encuentra a 60 Kilómetros al sur de Basilea y a 78 Km al oeste de Zúrich distante 100 Kms de Brienz zona turística con paisaje alpino a orillas del lago homónimo y sede de la famosa escuela de talla.

La compañía pfeil, (“flecha” en alemán), especializada en la fabricación y afilado de cuchillos profesionales e  instrumentos de corte quirúrgicos fue fundada hace 100 años (en 1902) por Werner Zulauf I, en un edificio en el centro de Langenthal. 

 Superado el aislamiento aliado que trajo la Primera Guerra Mundial (1914 a 1918) su hijo Werner Zulauf II siguió con el negocio, centrado en herramientas de corte. Hasta después de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), no se inició la exportación de herramientas. Las herramientas de talla Pfeil se fabricaron por primera vez en 1942. Obtuvieron en poco tiempo una gran reputación entre los talladores de madera, escultores profesionales, aficionados y escuelas de Suiza y del extranjero

Félix Zulauf  ayudó a su padre a cuadruplicar  la facturación y en 1975 trasladó la empresa familiar desde el pueblo de Langenthal a la zona industrial.

Félix Zulauf actual propietario en tercera generación y director de Pfeil, (F. Zulauf Messerschmiede und Werkzeugfabrikations AG) trabaja en el negocio con su mujer  Margareta Wyler, su hija Christine Zulauf y otros miembros de la familia como Beat Zulauf y Andrew Wyler. Pfeil da trabajo en la actualidad a 30 personas.

La mayoría de los actuales juegos de Pfeil incorporan una selección de herramientas de talla elegidas en colaboración con el escultor Hans Peter Stähli, antes mencionado, escultor de la casa Huggler y maestro de talla en madera, por la mundialmente reputada escuela Kantonale Schnitzlerschule Brienz de Brienz en Suiza.

Todo lo explicado hasta aquí  puede permitir entender mejor las razones de esta y otras contribuciones que estas instituciones (Pfeil, Brienz, Huggler), han hecho y siguen haciendo al mundo de la talla en madera.

En este punto es obligado detenerse y tomar consciencia de si en nuestro país la talla fue o sigue siendo una actividad rural o artesanal importante. Reflexionar sobre la suerte que han corrido las fábricas de material para talla, y ver si subsisten algunas cuchillerías tradicionales.

Es probable que sin el apoyo de particulares, colectividades, intelectuales  y artistas, que nada hacen salvo quejarse de la falta de iniciativa de los gobernantes  y la falta de visión a largo plazo de todos, la industria derivada de la talla en madera subsista en nuestro siglo, a duras penas.

¿Qué hace cada uno de nosotros, amantes de la talla, del Siglo XXI para evitarlo?

 

Últimas Imágenes

Lo + visto