Parte I- El Inicio de un siglo

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Parte I- El Inicio de un siglosophia1


Hemos insistido en la enorme influencia del mundo de las ideas en el mundo del arte. Desde finales del siglo XVIII, eso es particularmente llamativo.

Se dice que la historia se repite, que es un proceso cíclico. Esta afirmación es especialmente interesante dado que, 200 años después, estamos  en la misma situación, iniciando un nuevo siglo, y sin embargo sólo se habla de la agónica muerte del arte. Algo similar a lo que ha ocurrido al convivir en el mismo espacio artesanía y técnica productiva.

 

Para los griegos, la belleza artística es la revelación, en la claridad y unidad de la forma, de una belleza que en la naturaleza se da confusa y fragmentariamente. Mediante un proceso técnico fruto de habilidades especiales, se seleccionan en la naturaleza las formas bellas particulares para ordenarlas en la belleza universal del arte.

 

El arte no es menos penoso y fatigoso que otros trabajos, pero es el único que comporta una gratificación plena. El arte es el momento final, supremo, trascendental del trabajo humano.

Un trabajo fruto de la máxima valorización e idealización que,  y en eso choca con el mundo industrializado moderno, no tiene fácil cuantificación en costes y precios.



Surge durante el XIX una actitud cultural modernizadora en varios entornos europeos y en Estados Unidos. El arte debe buscar su espacio en el materialismo derivado de los avances de la Ciencia,  que iguala los objetivos de los hombres en una nueva burguesía.

Este movimiento se llama Modernismo en España, especialmente en Cataluña,  Art Nouveau en Francia, Modern Style en Inglaterra, Jugendstil en Alemania y Sezessionstil en Austria.

 

Durante el sigle XIX se produce una explosión de tendencias  culturales . Excepto el Romanticismo, que es anterior y causa de la necesidad de cambio,  el Simbolismo, el Prerrafaelitismo y  el Decadentismo conviven con el Modernismo  y lo nutren.

El ideologismo modernista se introduce en Cataluña por medio de una revista “L´Avens” que atraerá a todos los escritores y artistas desde 1892, y desde 1898 ,en una segunda etapa, por la revista “Catalonia” y posteriormente en la revista “Joventut”


Eugenio D’Ors , es el creador y principal ideólogo  del Novecentismo. El término catalán “Noucentisme” viene de 1900, en referencia al Quattrocento y  Cinquecento italianos. Noucentista es un adjetivo cronológico. Por otra parte “Nou” significa nuevo.

Surge como una respuesta a los planteamientos de los intelectuales del Modernismo.

Transcurrido el siglo XIX, el inicio de siglo XX  trajo también la consigna generalizada de ruptura con el arte del pasado.

 

Si me lo permitís, continuamos el próximo Lunes con un breve repaso a los muchos movimientos artísticos que surgieron en el XIX.

Últimas Imágenes

Lo + visto