Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Parte dura y sólida de los árboles que se encuentra debajo de la corteza. Compañera del hombre desde su origen es bastante más que un sólido inerte.

Ya en el Paleolítico se distinguía la madera dura para armas, hachas, pinchos y lanzas, y la madera ligera y blanda para cuencos, adornos, palos y varas. Hay maderas que no arden y maderas que no flotan. Algunas maderas han aguantado el paso del tiempo. El museo de Etnografía de Yekaterimburgo (Urales , Rusia) guarda el ídolo Shiguir, la escultura de madera más antigua que se conoce. Se encontró en una turbera y tiene 9.500 años de antigüedad.

 

cristo

Cristo románico de Santa María de Taúll Siglo XII fotografiado sin flash en el MNAC (Museo Nacionall de Arte de Cataluña) en Barcelona por Pemaro para Tallamadera.com

De la Edad Media conservamos uno de los legados Románicos más importantes de Europa. Encontrareis información útil en páginas tan interesantes como http://www.amigosdelromanico.org .

Otro rasgo que identifica la historia del Arte de nuestro país es fruto de la excepcional mística española de San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús y de nuestra peculiar forma de interpretar el realismo, única en Europa.. Escuelas de imaginería barroca surgieron en Castilla (Gregorio Fernández 1576-1636), Andalucía (Pedro de Mena 1628-1688) Murcia (Francisco Salzillo 1707 a 1783).

Al margen de sentimientos o creencias, es indiscutible la originalidad y la dificultad técnica de la talla de la anatomía humana.

 

Sin menoscabo de la originalidad de tantos y tan variados modelos que se muestran en Tallamadera.com es notable la atracción que ejerce en todas las culturas este motivo semejante a nosotros mismos.

 

La madera es en realidad el tejido muerto y endurecido (lignificado) de un ser vivo de gran tamaño generalmente longevo. Como tal es mucho más complejo y heterogéneo que cualquier otro material. Sus propiedades tienen la variabilidad propia de los seres vivos que se adaptan a medios ambientales diversos.

 

Su tacto, olor, el ruido que produce al cortarlo con la gubia, despiertan nuestra ancestral admiración y querencia hacia este material amigo que nos ha acompañado y servido en todas las conquistas de la humanidad.